¿CÓMO SE REGULAN LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD Y VIGILANCIA?

Es importante que quienes estén interesados en adquirir soluciones en seguridad y vigilancia, conozcan que toda empresa dedicada a este sector está regulada bajo el Decreto 356 de 1994.

En este Decreto se encuentran todos los detalles de la regulación que debe hacerse en lo referente a seguridad y vigilancia. Sin embargo, acá solo hablaremos sobre lo que compete a la seguridad privada.

Lo que muchos no saben, es que no cualquiera puede ejercer este tipo de servicios, ya que se deben cumplir con una serie de credenciales, permisos y actualizaciones que están estandarizados en todo el país; para que siempre se garantice por Ley, un desempeño correcto y con los mínimos riesgos posibles. 

Existe una entidad que regula lo que describe este Decreto, la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. A través de ella se promueven las buenas prácticas empresariales, con el fin de garantizar la confianza pública desarrollando mecanismos que generan mayor calidad, honestidad, respeto, compromiso, diligencia y justicia para el fortalecimiento del sector.

El Decreto 356 determina 3 objetos fundamentales para la prestación de estos servicios: 

  1. Prevención o finalización de la perturbación de la seguridad.
  2. Preservación de la vida, los bienes y la honra de los clientes.
  3. Prestación remunerada de los servicios de seguridad.

Como se puede observar, desde el primer punto se hace énfasis en que las empresas se deben enfocar más en la prevención que en la reacción. Por eso, las acciones preliminares y la planeación deben ser pilares muy importantes en el desarrollo de este tipo de soluciones.

Además, el Decreto 356, también habla de los 8 sectores o campos de aplicación que deben ser regulados:

1 – Armas de fuego.

2 – Servicios de transporte de valores. 

3 – Departamentos de seguridad.

4 – Servicios comunitarios.

5 – Capacitación de entrenamiento.

6 – Servicios de asesoría, consultoría e investigación en seguridad.

7 – Fabricación, instalación y comercialización de equipos.

8 – Utilización de blindajes para vigilancia y seguridad probada.

Estos campos se establecen para dejar claro que nada de esto se puede realizar sin cumplir con la regulación. Por ejemplo, no se pueden instalar equipos que no estén avalados por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, ni se pueden ofrecer servicios de transporte de valores sin seguir los protocolos.

Uno de los temas más importantes y delicados es el de porte de armas. Se conoce por este Decreto que solo se deben portar armas de defensa personal, pero para conocer en detalle cuáles deben ser nos debemos remitir al Decreto 2535. Allí también se especifica qué documentos deben tener las personas que porten esas armas.

Sabemos que leer decretos no es sencillo, por eso quisimos darte un breve resumen de lo que exige la ley en este sector.

En Latamsec Securit, seguimos todos los protocolos y contamos con los requisitos para llevar hasta tu empresa soluciones precisas en todos los niveles.


Conozca más de nuestra empresa de seguridad en: www.latamsecsecurity.com